Ayuda para la cuarentena

3 consecuencias negativas de la pandemia de las que no se habla

Consecuencias de la pandemia

Las consecuencias de la pandemia a nivel económico son evidentes, también el impacto en el sistema de salud. Nos ha golpeado fuerte. Sin duda las consecuencias del aislamiento y el parate laboral han sido y serán muchas. La pobreza aumentó, y muchos proyectos y desarrollos se vieron interrumpidos. También muchas personas se vieron afectadas por permanecer solas o por no poder despedir a sus familiares en su muerte.

Estas 3 que detallo a continuación no se ha hablado tanto y sin embargo son las más recurrentes en el consultorio psicológico.

Meditación en cuarentena: Como sobrevivir al aislamiento

meditación en cuarentena

La meditación en cuarentena

Llevamos 85 días en cuarentena y si hay algo que aumentó en la misma medida que la ansiedad y la depresión es la búsqueda de opciones saludables para hacerle frente.

Hacer ejercicio, yoga o la práctica de la meditación en cuarentena fueron de las necesidades más urgentes y las búsquedas más solicitadas.

La inactividad, la incertidumbre y el miedo afectó, como expliqué en este post, a muchas personas, pero… ¿Qué puede aportar la meditación, y sobretodo el mindfulness para transitar estos tiempos con una mayor resiliencia?

En esta entrada pretendo contarte como el mindfulness y la meditación pueden ayudar a transitar mejor estos difíciles días que nos toca vivir.


Angustia en cuarentena. Los 4 efectos psicológicos del aislamiento

La angustia en cuarentena

Si en estos días estás sintiendo taquicardia, palpitaciones, sudoración, temblores, mareos, problemas gastrointestinales, irritabilidad, impaciencia, insomnio, sueño no reposado, dificultad en la atención, en la concentración y en la memoria, ataques de pánico, angustia, desesperanza, desmotivación… Es probable que el encierro y la incertidumbre te esté afectando. La angustia en cuarentena se está materializando.

Desde la última conferencia del presidente Alberto Fernández, el tema de la angustia en tiempo de cuarentena fue trending topic. No es mi intención polemizar sobre las medidas de aislamiento pero si valorar y considerar los efectos de esta en la población. En este artículo quiero contarte cuales, para mí, son los principales efectos del aislamiento.

Pandemia del orto

Pandemia del Orto

Esta pandemia del orto me tiene harto… No sólo el sentirme amenazado por algo tan pequeño. También me tiene harto el que mi vieja no pueda ver a mi hijo, el aislamiento físico y emocional (por más que lo entienda y respete) y sobre todo me tiene harto la información mal dada, el poco análisis, y la incoherencia.

No soy virólogo, ni un bio- estadista. No sé quién está detrás de la pandemia o si el virus fue generado en un laboratorio. Tengo tanta incertidumbre de cómo va a seguir la vida después de esto como la mayoría.
Pero me gusta pensar, cuestionar y cuestionarme. Y los datos que se difunden no sólo tienen falencias, sino que además generan escenarios negros. Probablemente muchas de mis consideraciones sean erradas, pero es sólo mi opinión.
Empecemos a cuestionar entonces.

El sistema inmunológico- Recursos para transitar la cuarentena

Fortalecer el sistema inmunológico

Antes de comenzar con este posteo, me gustaría afirmar que soy de los que no se casan con una idea o con una sola forma de mirar las cosas. Mi interés es mantenerme curioso y abierto a las diferentes posiciones y explicaciones teóricas e ir viendo cuáles me resultan más lógicas.
En esta entrada quiero compartirte algunas miradas no convencionales en el afrontamiento del Coronavirus. Miradas que ponen el acento en fortalecer el sistema inmunológico y no en evitar el contacto. Con estos vídeos no pretendo que vos hagas lo que digo sino que espero fomentar el espíritu crítico. Mi deseo es que cada uno pueda razonar para poder ver y discernir cuáles son las mejores opciones.

¿Qué hacer ante la pandemia del coronavirus? La vida en cuarentena

Cuarentena. imagen de un barbijo

En estos tiempos no hay día en que no escuchemos por alguna razón o en algún lado, hablar del Covid 19, el Coronavirus.
Y es lógico porque el mundo entero está en cuarentena. He observado cientos de posteos y de vídeos en diferentes partes del mundo hablando del tema. Muchos de esos posteos son médicos, hablan de cómo cuidarse, qué hacer y qué no hacer. El 90% está de acuerdo en el aislamiento y no muchos hablan de cómo reforzar la salud y el sistema inmune.
Hoy quiero contarte un poco cuál es mi apreciación desde la salud mental. Cuáles son algunas de las actividades que podemos estar realizando para transitar la cuarentena y también para reforzar nuestro cuerpo y nuestro sistema inmune.

Recomendaciones para transitar la cuarentena en soledad

Una persona en soledad en su casa mirando por la ventana

Transitar el aislamiento social obligatorio y preventivo en soledad, tiene grandes dificultades a nivel salud mental. Muchos son los que debido a diferentes cuestiones transitan estos días en sus hogares sin ninguna compañía. Muchos otros pueden ir alternando ya que tal vez sus parejas o amigos viven cerca y se ven, en contra de los consejos de prevención.

Pero transitar la cuarentena, con toda la carga de ansiedad y sin contacto físico cercano no es nada fácil. Hace unos días hablamos de transitar la cuarentena en familia en esta entrada, en cambio hoy quiero compartirte algunas recomendaciones que considero que pueden ser de utilidad para transitar la cuarentena en soledad.

Cuento: El anillo del Rey

una corona de un Rey

Una vez, un rey de un país no muy lejano reunió a los sabios de su corte y les dijo:

– «He mandado hacer un precioso anillo con un diamante, con uno de los mejores orfebres de la zona. Quiero guardar, oculto dentro del anillo, algunas palabras que puedan ayudarme en los momentos difícilesUn mensaje al que yo pueda acudir en momentos de desesperación total. Me gustaría que ese mensaje ayude en el futuro a mis herederos y a los hijos de mis herederos. Tiene que ser pequeño, de tal forma que quepa debajo del diamante de mi anillo».

Todos aquellos que escucharon los deseos del rey, eran grandes sabios, eruditos que podían haber escrito grandes tratados… pero ¿pensar un mensaje que contuviera dos o tres palabras y que cupiera debajo de un diamante de un anillo? Muy difícil. Igualmente pensaron, y buscaron en sus libros de filosofía por muchas horas, sin encontrar nada en que ajustara a los deseos del poderoso rey.

El rey tenía muy próximo a él, un sirviente muy querido. Este hombre, que había sido también sirviente de su padre, y había cuidado de él cuando su madre había muerto, era tratado como la familia y gozaba del respeto de todos.

El rey, por esos motivos, también lo consultó. Y éste le dijo:

– “No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje”

– «¿Como lo sabes preguntó el rey”?

– “Durante mi larga vida en Palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una oportunidad me encontré con un maestro. Era un invitado de tu padre, y yo estuve a su servicio. Cuando nos dejó, yo lo acompañe hasta la puerta para despedirlo y como gesto de agradecimiento me dio este mensaje”.

En ese momento el anciano escribió en un diminuto papel el mencionado mensaje. Lo dobló y se lo entregó al rey.

– “Pero no lo leas», dijo. «Mantenlo guardado en el anillo. Ábrelo sólo cuando no encuentres salida en una situación”.

Ese momento no tardó en llegar, el país fue invadido y su reino se vio amenazado.

Estaba huyendo a caballo para salvar su vida, mientras sus enemigos lo perseguían. Estaba solo, y los perseguidores eran numerosos. En un momento, llegó a un lugar donde el camino se acababa, y frente a él había un precipicio y un profundo valle.

Caer por el, sería fatal. No podía volver atrás, porque el enemigo le cerraba el camino. Podía escuchar el trote de los caballos, las voces, la proximidad del enemigo.

Fue entonces cuando recordó lo del anillo. Sacó el papel, lo abrió y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso para el momento…

Simplemente decía “ESTO TAMBIEN PASARÁ”.

En ese momento fue consciente que se cernía sobre él, un gran silencio.

Los enemigos que lo perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino. Pero lo cierto es que lo rodeó un inmenso silencio. Ya no se sentía el trotar de los caballos.

El rey se sintió profundamente agradecido al sirviente y al maestro desconocido. Esas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a guardarlo en el anillo, reunió nuevamente su ejército y reconquistó su reinado.

El día de la victoria, en la ciudad hubo una gran celebración con música y baile…y el rey se sentía muy orgulloso de sí mismo.

En ese momento, nuevamente el anciano estaba a su lado y le dijo:

– “Apreciado rey, ha llegado el momento de que leas nuevamente el mensaje del anillo

– “¿Qué quieres decir?”, preguntó el rey. “Ahora estoy viviendo una situación de euforia y alegría, las personas celebran mi retorno, hemos vencido al enemigo”.

– “Escucha”, dijo el anciano. “Este mensaje no es solamente para situaciones desesperadas, también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando te sientes derrotado, también lo es para cuando te sientas victorioso. No es sólo para cuando eres el último, sino también para cuando eres el primero”.

El rey abrió el anillo y leyó el mensaje… “ESTO TAMBIEN PASARÁ”

Y, nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba. Pero el orgullo, el ego había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Lo malo era tan transitorio como lo bueno.

Entonces el anciano le dijo:

– “Recuerda que todo pasa. Ningún acontecimiento ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche; hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.

La convivencia en tiempos del Coronavirus

La convivencia en tiempos del coronavirus

En estos días de aislamiento social, obligatorio y preventivo resultado de la pandemia del coronavirus, se dan todas las situaciones habidas y por haber. Gente que tiene una excelente convivencia, gente que esta sola, gente que tuvo que quedarse conviviendo con quien no quería y gente que se agrupó para no estar solos.

En ese hermoso crisol de situaciones, todas exacerbadas por la obligatoriedad de permanecer encerrados hoy quiero hablar de la convivencia. Más específicamente quiero ofrecerte algunas ideas más (aparte de las que ya empecé a ofrecer en este vídeo) para poder estar transitando y mejorando los vínculos durante estos días.

Coronavirus y la paranoia del fin del mundo

coronavirus

Subestimando la epidemia

Hasta el jueves pasado no había escuchado, al menos intencionalmente, mucho sobre el coronavirus. Tengo el hábito (el buen hábito) de no mirar mucha televisión y lo que sabía, lo sabía porque me lo habían contado mis pacientes o mi familia. Obviamente sí conocía los métodos de prevención, y eso era para mí lo más importante a tener en cuenta. No tenía datos ni había analizado mucho la situación.

Scroll al inicio